Join Club Momme for exclusive access to giveaways, discounts and more!

Sign up

5 Tips Para Llevar una Vida Más Sana

Photograph by Dariela Cruz

Todos luchamos día a día por comer mejor, mantenernos activos y estar sanos; tener esto en cuenta y al mismo tiempo llevar una vida cotidiana no es fácil y es aún más difícil cuando tenemos niños a quien queremos inculcarles lo mismo.

Los niños vienen con una dosis increíble de energía, y ganas de comer cuanto dulce se les presente por el camino. La mayoría de las veces no tenemos la suficiente energía para seguirles el ritmo ni la suficiente paciencia para decirles que no a todo dulce. Así que he descubierto unos truquitos que nos ayudan a tener más energía y a decirles que sí a los dulces sólo a veces:

1. Hacer ejercicio al menos media hora, tres veces por semana. Ya se, es dificil, pero es increible como funciona. Busca un tiempito, empieza por cinco minutos y aumenta poco a poco, porque al hacer ejercicio tú, te dará una energía impresionante y luego al estar con tus hijos, ¡podrás correr más fácilmente detrás de ellos!

2. No comprar muchos dulces para la casa. Si no los tienes en la casa, no se les va a antojar porque no los ven. Y si los tienes, entonces aclara que son para ocasiones especiales o como premio. Esto ayuda mucho a no comer dulces en exceso.

3. Creatividad a la hora de enseñar a comer frutas y verduras. La creatividad es infinita en este sentido, pero les quiero dar un ejemplo muy divertido: ¿conocen las liguitas de colores que muchos niños se ponen de pulseras? Bueno, tomen cinco con formas de frutas y se las ponen a los niños en una mano (¡y a ustedes mismas también!). Cada vez que coman una ración de fruta o verdura, se pasan una liguita a la otra mano. Así sabrán al final del día cuántas raciones se comieron, convirtiéndose en un divertido juego para los niños.

4. Servir al menos cinco comidas al día. Incluye el desayuno, un bocadillo a media mañana, el almuerzo, otro bocadillo en la tarde, y la cena. Pueden ser más, pero trata de que no pasen más de 4 horas entre cada comida. Esto evita que el hambre sea muy grande y por ende quieran comer dulces.

5. Tratar de respirar aire fresco al menos una vez al día. La recomendación es salir, aunque sea por 10 minutos a caminar una cuadra todos los días, con o sin niños. Al tomar aire fresco nuestros cuerpos se revitalizan, agarran energías y vibras positivas.

Explore More: vida, Latina Mom
More from lifestyle