Join Club Momme for exclusive access to giveaways, discounts and more!

Sign up

7 Tips Para Elegir tu Vestuario Pasados los 40 Años

Photograph by Lorraine C. Ladish

A partir de una cierta edad, experimentamos cambios internos que a menudo nos motivan a cambiar también por fuera. Esto quiere decir que es hora de revisar nuestro vestuario para comprobar si aún nos sirve, o si hay que hacer reajustes. Creo que tengas la edad que tengas hay que vestirse de acuerdo al cuerpo y gusto personal. Pero claro, a los cuarenta y tantos no se suele tener el cuerpo de los 20 años, y por tanto no nos quedará igual la ropa que usan las jovencitas.

MÁS: Qué Guardar y Qué Tirar de Tu Armario

Desde que rebasé los 40 y ahora que ya pasé incluso los 50, procuro vestirme con ropa cómoda y que me haga sentir como una diosa. Sí, como una diosa, porque a esta edad, una se ha ganado ese título. Y a medida que pasan los años, ¡aún con más motivo! Se trata de por fin, a través de tu ropa, mostrar tu estilo y personalidad en lugar de dejarte llevar por modas pasajeras.

1. Elige prendas básicas y clásicas. Esta edad es el momento de construir un vestuario de básicos atemporales que permitan cambiar el look al cambiar los accesorios. Colores sólidos y básicos como negro, gris y hueso, pero también puedes y debes experimentar con el rojo, el salmón, el morado. Lo importante es que sean combinables y que no pasen de moda.

2. Compra sólo ropa que te fascine. A partir de ahora, proponte añadir piezas a tu vestuario que te fascinen cuando te las pruebas. Si te lo pruebas en la tienda y te encanta, ¡cómpralo! Si una prenda no te gusta o tienes dudas sobre ello, no es para ti. Ya no estamos en edad de comprar algo que no nos convence. Es una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo.

3. Adapta tu ropa a tu nuevo cuerpo. Pasados los 40, lo más importante es darte cuenta de que según tu cuerpo va cambiando, debes adaptar tu ropa. Por ejemplo, si no te gusta tu escote, adorna el cuello con mascadas. Al cumplir años es mejor llevar collares más largos porque cambian el foco de atención y disimulan las arrugas o flacidez del cuello.

4. Enseña los hombros. Si a pesar de hacer ejercicios para tonificar los brazos no te sientes cómoda, ponte blusas de media manga o manga larga. Las faldas justo por debajo de la rodilla vuelven a estar de moda, lo cual es estupendo para quienes hemos perdido tonicidad en los muslos. En cambio, seguro que puedes dejar tranquilamente los hombros al descubierto, ya que esa zona tarda más en mostrar las señales del paso de los años.

5. No olvides llevar faja. Ahora bien, si te gusta y te sientan bien los vestidos ajustados, póntelos. Mi secreto es que siempre debajo de un vestido apretado llevo debajo una faja de pantalón. Pero también tengo vestidos más sueltos que se ven elegantes o casuales dependiendo de qué accesorios me ponga y los prefiero. Tampoco estoy para pasar un mal rato cuando salgo a cenar. ¡Prefiero estar cómoda!

6. Prueba las túnicas (tunics). Hablando de comodidad, las túnicas son una prenda excelente. Son tops que caen justo debajo de la cadera o incluso a mitad del muslo. Los puedes llevar con leggings o con skinny jeans, con tacón alto o bajo. Disimulan muchísimas imperfecciones y son muy versátiles. Me encanta llevarlas con collares grandes que resaltan, o con chales de colores.

7. Usa zapatos cómodos. Compra sólo zapatos que sean cómodos y que te encanten. Afortunadamente hoy hay muchos zapatos bonitos que además hacen que te sientas como si llevaras zapatillas. Si algún día decides llevar tacones tremendamente altos, procura llevar en el bolso zapatos planos para cambiarte si te duelen los pies.

MÁS: Cómo Lucir 5 Años Más Joven en un Instante

¡Comparte en Facebook!

Photograph by Lorraine C. Ladish

MÁS: 10 Propósitos de Belleza Para el Año Nuevo

Explore More: estilo y belleza, Latina Mom
More from lifestyle